lunes, 5 de mayo de 2014

Mi rutina de cuidado facial



Igual que en el caso de mi rutina capilar, mi "cuidado facial" no consta tanto de productos como de una idea general sobre qué busco y de acuerdo con ella productos variados. La exposición será por tanto similar: cómo es mi piel, qué busco y productos que me han servido.

¿Cómo es mi piel?

Mi piel es muy dependiente del clima porque tiene una capacidad relativamente baja de mantener el nivel de hidratación correcto por sí sola: en invierno mi piel es mixta/seca pero más tirando a seca, o incluso seca sin más cuando hace más frío; en verano mi piel tira más a mixta y en general se normaliza menos en la frente, donde llegar a volverse un poco grasa, es decir, que a las 6 h aproximadamente me pasaría un papel matificante por ejemplo. Además es una piel acneica y una piel en la que tengo alergias y reacciones con más facilidad que otras personas pero tampoco es muy reactiva, suelo tener problemas sobre todo con los filtros solares, que me pican por lo general siempre, cuanto más seca tengo la piel más me pican. Aparte de eso tengo dermatitis seborreica solo entre las cejas y en las cejas en sí (ahí uso Kelual DS). 

En cuanto al acné lo que me suelen salir son granos pequeños sobre todo por la frente y en general la zona T, normalmente asociados a la regla que normalmente controlo; es muy raro que tenga puntos negros (que no son lo mismo que los filamentos sebáceos...) y tengo los poros bastante pronunciados pero solo en la nariz prácticamente. Por lo demás aunque mi piel no es excesivamente clara sí es más clara que la de la mayoría de la gente que vive en España por ejemplo, en torno a un NC10 más o menos, el resultado es que me quemo con facilidad y en general no me bronceo sino muy a largo plazo y muy levemente, normalmente me quemo y me pelo antes de poder broncearme. Creo que si bien mi piel no es nada del otro mundo en general no tengo híperpigmentaciones, la textura de la piel suele ser regular y aunque per se no tenga nada especial me es fácil conseguir una piel creo que bastante uniforme con bases de maquillaje ligeras. Mi mayor problema suelen ser las descamaciones, especialmente por la barbilla, y si tengo en ese momento un acné que suele ser leve. Tengo rojeces por toda la zona de las mejillas y la nariz, pero las tapo fácilmente con maquillaje.

La zona del contorno de ojos sin embargo tiene una piel fina y seca que tenderá más pronto que tarde a desarrollar patas de gallo, ahora mismo tengo arrugas pero muy poco marcadas, son como surcos muy pequeños, hace falta acercarse mucho para verlas. 

¿Qué busco?

Busco tratar a corto y a largo plazo. Es decir, corregir mis problemas actuales y evitar posibles problemas futuros. 

Mis problemas actuales son por tanto (1) deshidratación (2) dermatitis (3) poros pronunciados en ciertas zonas (4) control de acné ocasional y leve (5) en general mejorar la apariencia y textura de la piel. 

A largo plazo busco (6) mantener el buen estado de la piel: manchas, arrugas... (7) evitar posibles cánceres, de los cuales tengo antecedentes familiares. 

¿Qué uso?

Mi rutina tiene una estructura básica y unos principios mínimos a los que intento atenerme. 

Protección solar + Limpieza +  Exfoliación + Antioxidantes + Hidratación

A. Cuanto más simple sea la rutina, más eficaz es
B. Gastar lo menos posible
C. Constancia

Las rutinas muy complejas me parecen un camino directo a comprar mal, y comprar demasiado. Ya hemos hablado de por qué considero que las rutinas tipo asiáticas ("por capas") me parecen un malgasto en general, por ejemplo. Es muy difícil evaluar si estás conforme o no con tu rutina si usas 15 productos al día. He visto a gente tener rutinas super complejas y larguísimas cuando se pueden agrupar los productos por funcionalidad, siendo el resultado que muchos de ellos se solapan, algo similar a una especie de exceso de burocracia, ¿para qué queremos tres productos que cumplen la misma función en términos similares, pudiendo tener uno que cumpla la misma función conjunta de los tres? Para gastar más quizá, yo prefiero gastar lo menos posible. Por lo demás cabe decir que intento en la medida de lo posible usar cosas que tengan un mínimo de respaldo científico. Lo último evidentemente es la constancia, suelo comprar productos unas tres veces al año, normalmente conservo productos de una rutina a otra (por ejemplo la limpiadora) y suelo cambiar según la estación (de una hidratante muy pesada a una más ligera cuando se acerca el verano, por ejemplo). En general me suelo gastar al año entre 100 y 300 euros, de rutina a rutina he seguido una tendencia regular a gastar cada vez menos, cosa que me resulta muy satisfactoria. 

Por lo demás os recuerdo que existen las siguientes entradas sobre cuidado facial básico...


...y que encontraréis mucha más información a lo largo del blog, especialmente información para justificar cosas variadas que afirmo, mucha información se queda fuera porque si no se haría todo más largo de lo que ya es. De nuevo como siempre si queréis una explicación más detallada sobre algo en particular no dudéis en preguntarme :)




Protección solar

Como quizá sabéis la protección solar es un poco mi monotema y es porque de todo lo que uso es lo que tiene, sin lugar a dudas, un lugar más importante. Si tuviese que reducir mi rutina a mínimos usaría limpiadora y protección solar, antes que cualquier otra cosa. Ya hablamos del SPF, de los filtros solares y de otros factores que pueden afectar. Como siempre destaco es importante una aplicación correcta y constante, a diario, del protector solar. Es con este tipo de aplicación con la que se han observado los beneficios frente al cáncer de piel y el fotoenvejecimiento, y es superior a una aplicación intermitente, lo cual no significa claro que antes que usarlo a diario o no usarlo nunca, lo mejor sea usarlo nunca: mejor para ir a la playa que nunca, pero mejor aún ser constante con una aplicación diaria, incluso si el SPF no es tan alto, es mejor un SPF15 a diario que un SPF50 mal aplicado y sin ser constante. 

Como también hemos discutido en otras ocasiones uno de los aspectos más importantes del protector solar es su textura, porque siendo francos son un producto que tiene muchos beneficios pero que en sí es un asco: hay que aplicar una cantidad desorbitada, la mayoría de filtros son liposolubles así que suelen ser un producto pastoso y graso y para colmo en un uso de ciudad habría que reaplicar aproximadamente cada 3-4 h (en la playa o en condiciones de mucha sudoración, etc. cada 2 h)...eso entre otras cosas como que la aplicación real nunca es homogénea afectando al SPF, etc. Son un completo asco, sin más. Por eso es importante que tengan una textura que nos facilite usarlos y ser constantes. Y yo por eso suelo preferir los protectores solares asiáticos, que son por alguna razón extraña (quizá la diferencia de legislaciones) mucho más ligeros y agradables. Aquí protectores como el Heliocare XF Gel nos parece una cosa muy ligera; allí es lo normal, eso y más ligero/acuoso aún. Como os conté hace poco estoy completamente enamorada del Sun Prise Water Essence Gel de Etude House, pero de entre la oferta nacional me gusta especialmente el Clenance de Avène. Personalmente en mi lista de protectores a probar tengo varios japoneses, ahora mismo estoy usando el Aqua Rich Watery Essence de Bioré, del cual os hablaré dentro de poco. Sea como sea siempre uso SPF e intento ser muy constante con ello, tiendo a usar filtros químicos porque son más ligeros, aunque preferentemente busco una mezcla, algo que suelen cumplir los protectores japoneses. 

Mi rutina es siempre la misma por la mañana: me despierto, me lavo la cara y dientes, me aplico el protector solar y me dedico a hacer otras cosas (vestirme, por lo general). El motivo es darle tiempo a que se asiente. Dependiendo del protector encuentro que me hace falta usar hidratante o no, usando el Clenance por ejemplo no me hacía falta, pero usando el de Etude House sí, es muy ligero, así que me suelo aplicar una hidratante ligera que no afecte a la aplicación posterior de maquillaje. Idealmente querría usar vitamina C + E en conjunto con el protector pero hasta el momento no he encontrado ningún protector que cumpla con la inclusión de ambas (el 360º Airgel de Heliocare me dio una alergia muy gorda) o con una crema/producto que me satisfaga por su textura/ingredientes (el sérum Derm Aox de La Roche Posay me anaranjeaba y era muy graso y con la crema de día de la misma línea tampoco tuve suerte, era también demasiado untuosa...).

En cuanto al SPF suelo usar SPF 30, normalmente se recomendaba usar SPF 15 pero hace poco se empezó a recomendar usar SPF 30. Personalmente si encontrase un producto con una buena textura usaría SPF 15 o superior a diario; menos no. Tiendo a usar SPF 30 porque la homogeneidad con que se aplica el protector afecta al SPF, igual que la cantidad (así como a la relación entre SPF-cantidad aplicada) y aunque me esté aplicando el protector en la cantidad adecuada lo más probable es que por los problemas de aplicación no consiga el SPF real del producto. Por eso intento no bajar de un SPF 30. No suelo subir al 50 porque en mi experiencia los SPF 30 suelen ser bastante menos grasos que los SPF 50 y ambos proporcionan una protección similar, aunque siguiendo el razonamiento anterior lo ideal sería encontrar un buen producto con SPF 50. En resumen, tiendo al SPF 30 intentando encontrar un balance entre una textura agradable y un SPF no tan bajo por los problemas que resultan de la relación entre la homogeneidad, y cantidad de aplicación y SPF resultante.

Los beneficios del SPF como sabéis son múltiples, pero cumple especialmente con los dos preventivos: es el mejor cosmético preventivo conocido y también junto a una serie de hábitos adecuados (que no incluyen evitar totalmente el sol) una de las mejores protecciones posibles contra el cáncer de piel. Además a corto plazo nos ayuda a evitar híper-pigmentaciones.


Limpieza

La limpieza como ya vimos es una parte fundamental de cualquier rutina y debe de ser siempre la menor posible y la más suave posible porque a la vez que aporta ciertos beneficios, aporta siempre desventajas y es que el acto mismo de limpiar la piel le supone una agresión a la misma. Este es uno de esos puntos donde nunca he encontrado un producto adecuado: mi piel no es tan seca o no tan homogéneamente seca como para usar limpiadoras grasas ni tan grasa como para usar la mayoría de limpiadoras al agua. Además como vimos también no hay ninguna diferencia esencial, "química", entre limpiar y desmaquillar, así que para mí es lo mismo, aunque haya diferencias de método y gradualidad.

Uso tres tipos de producto de limpieza diferentes, dependiendo de cuál sea mi necesidad: 

- Para arrastrar maquillaje y especialmente los filtros solares, tiendo a usar una limpiadora en aceite, en mi caso ahora mismo estoy usando el Cleanse Off Oil de MAC
- Cuando voy poco maquillada/no me he maquillado/mi piel está algo más grasa porque hace más calor o en general necesidades de limpieza menos fuertes uso un gel al agua, ahora mismo estoy usando la crema lavante Boréade de Noviderm pero anteriormente os he hablado por ejemplo de la limpiadora Sébium de Bioderma.
- Por las mañanas, o cuando mi necesidad de limpieza es muy baja uso agua micelar, mi preferida es la de La Roche Posay pero en general me valen todas, por ejemplo las de Bioderma

Cómo estimo si necesito una cosa u otra es algo intuitivo. Uso siempre un solo producto, es decir, si opto por la limpiadora/desmaquillante en aceite uso solo eso, no me lavo posteriormente con un gel, ni con micelar ni nada. Si me fuese insuficiente y no me retirase todo bien me buscaría otro producto, en vez de o gastar más o más probablemente de limpiar en exceso la piel. Con las limpiadoras en aceite tengo siempre el problema de que me resecan porque me gusta que se emulsionen bien, con las limpiadoras al agua de momento no he encontrado ninguna que no me reseque en alguna medida, y con las micelares encuentro que no satisfago bien las dos otras dos necesidades de detergencia superior. Sigo buscando productos adecuados, hay productos como la leche limpiadora Hydrabio de Bioderma que están entre dos mundos, no es grasa como suelen ser las leches limpiadoras ni me reseca como los geles al agua, pero a veces me apetece algo más fresco, sobre todo en verano. En cualquier caso intento siempre jugar con diferentes detergencias para que en cada caso la limpieza sea lo más suave posible.


Exfoliación

Si me conocéis sabréis que para mí exfoliación es exfoliación química. La exfoliación mecánica es menos homogénea, por lo general más abrasiva y además no aporta tantos beneficios como los ácidos. Los ácidos, o al menos los que uso no solo exfolian sino que aportan una amplia batería de beneficios a la piel a corto y a largo plazo que hemos comentado aquí, aquí, aquí...

El glicólico se encarga sin exagerar de todas las cosas que busco cumplir con mi rutina, a excepción de la séptima. Desde una mejora en la dermatitis seborreica gracias a su acción queratolítica a una mejora de la hidratación cutánea pasando por un efecto preventivo a largo plazo al estimular la producción de colágeno o naturalmente una mejora en la textura de la piel, acné o visibilidad de los poros; los ácidos son el punto pivotal de todas mis rutinas. Como productos ácidos que son tienen sus respectivos problemas y riesgos por mal uso y no creo que se deban usar en todos los casos porque sí; pero informándose (un "sentido común" desinformado no es un aliado...somos racionales, pero no nacemos sabiéndolo todo) y siempre desde la perspectiva de que hablamos de una rutina de cuidado facial y no de una rutina de destrucción facial (cosa que inevitablemente me parecen muchas rutinas) pueden suponer un cambio radical en nuestra piel. Yo personalmente no creo que me haga falta usar de manera generalizada retinoides, así que principalmente me centro en el glicólico, que tiene la mayor parte de beneficios y últimamente en sus "suplentes" más novedosos  (sérum Biónica de Neostrata o Cicapeel Gel de SVR) aunque la verdad es que con poco éxito. 

Personalmente nunca he usado más de un 15% de glicólico ni creo que me haga falta, ya con un 15% noto que se me sensibiliza la piel lo suficiente (a veces demasiado, como en el caso del Gel Forte Salicílico de Neostrata, probablemente en parte por su vehículo) y me sobra para obtener buenos resultados. Aparte del glicólico uso ácido salicílico que tiene la propiedad de ser lipo-soluble, lo que le permite incidir mucho mejor en la visibilidad de los poros, hasta el momento el único producto que me ha funcionado y el cual aprecio mucho es el tónico Mild de Clinique del que os hablaré en breve, el resto de productos con mayor concentración que he probado en general no me han ido bien. La aplicación es de entre 3-5 días a la semana dependiendo del resto de productos que use y en general para no gastar porque sí, observo los mismos resultados aplicándolo así que todos los días. Los ácidos imponen en la rutina la necesidad de dejarles un cierto momento para que actúen bien sin modificar el pH, depende del producto claro, pero en general suelo esperar unos treinta minutos tras aplicar el ácido que esté usando antes de seguir con el resto de productos. 

En cuanto a los ácidos y el sol, como hemos comentado uso protector solar a diario y en mi caso particular la exposición solar es muy baja, rehúyo de la playa (odio la arena y el mar me parece una fuente inminente de muerte...¡en serio! :P) y en general no me expongo al sol más que en mi vida diaria en la que suelo andar bastante, distancias cortas pero frecuentes. En verano si sé que me va a dar mucho el sol paro la aplicación al menos una semana antes, pero en general mantengo la rutina. Esto implica que asumo el riesgo de quemarme con más facilidad y de que me salgan manchas, y lo hago en virtud de mis hábitos y la poca exposición que recibo a raíz de ellos, lo cual no me da una seguridad total. Si soléis estar expuestas al sol en verano así no sea en la playa (yo soy la típica que si puede no sentarse en una terraza sino estar dentro con el aire acondicionado o sin él- ni me lo pienso, y así con todo) yo pararía la aplicación de ácidos, pero bueno hay opiniones para todos los gustos.


Antioxidantes

Esta sección es relativamente importante porque la realidad es que ácidos como el glicólico o la gluconolactona ya aportan una capacidad antioxidante significativa, así que en general este punto pasa a segundo plano. Durante años intenté usar siempre vitamina C, pero en el último año y tras leer sobre los derivados y los problemas que tienen y añadirlos a los múltiples problemas de conservación del L-Ascórbico decidí dejarla aparcada y optar por otros antioxidantes. Es cierto que la vitamina C es la más estudiada y tener más respaldo científico que otros antioxidantes es significativo, pero antioxidantes hay muchos. Ahora mismo estoy usando el sérum Matriciane de Bioderma (que no se vende en España) y en general para esta categoría suelo buscar sérums con una buena capacidad antioxidante y textura agradable y ligera para ponerlos antes de la hidratante. Como os contaré más abajo estoy pensando reincorporar la vitamina C. Creo que la importancia de los antioxidantes es relativa, los veo como un pequeño apoyo y en general a día de hoy es fácil encontrar productos multifuncionales (hidratantes con antioxidantes, por ejemplo) así que con el tiempo le he ido dando menos importancia a tener un producto específico de esta clase.

Lo que sí me planteo añadir siempre es niacinamida, que me sigue pareciendo muy interesante, es probable que en el futuro veáis otra reseña de un producto coreano ;)


Hidratación

Las hidratantes han sido siempre otro dolor de cabeza para mí porque por lo general se me han quedado siempre muy cortas. Mi problema es que soy bastante joven (23) y yo venía de tener la típica piel grasa, acneica y amante de las texturas ligeras...piel que con los años ha ido mutando a una piel mucho más seca. Me costó mucho ir probando con cosas más densas, más grasas, etc. pero con el tiempo me he dado cuenta finalmente de que es lo que me funciona. Mi piel híper-produce grasa cuando está deshidratada, es decir, que cuanto empiezo a notar que genero más grasa de lo normal lo que hago es hidratarme mucho la piel y en poco tiempo se normaliza. Esto no quiere decir que no haya pieles grasas, las hay, pero a veces también la piel segrega grasa en un intento de suplir una agresión o un exceso de pérdida de agua. Para mí un producto básico que tengo siempre a mano es el petrolatum, más conocido como vaselina: altamente hidratante, no me da problemas de alergias, ni de acné. En el invierno es mi mejor aliado para la zona de las ojeras, la nariz, barbilla, labios...

Aparte del petrolatum busco cremas densas, que se mantengan muchas horas sobre la piel y que hidraten mucho. El ácido hialurónico hoy en día se lo ponen a tó y sí que es importante que una crema sea completa y eso incluye tener buenos humectantes, emolientes y oclusivos; pero poco tienen que hacer los humectantes ante los oclusivos, la base real de las cremas hidratantes, los ingredientes más funcionales. Mis cremas tienen oclusivos pesados, más que nada. Si además incluye céramidas, antioxidantes, etc. mejor, e intento buscar cremas completas, pero lo fundamental en virtud de lo anterior a la hora de buscar una crema es ajustar su oclusividad a nuestra necesidad (según nuestra piel sea más o menos seca). Tuve poca suerte en general hasta que este invierno probé con la Rêve de Miel Ultra-Reconfortante (Noche) de Nuxe que como os conté hace poco no ha sido perfecta, pero me ha funcionado más que bien. Debo añadir que llevo unas semanas probando a usar aceite de coco virgen extra de primera prensión y que me está funcionando muy bien; ya había probado antes con aceite de coco pero refinado. 

Cuando llega el verano rebajo la densidad y busco productos más ligeros, en la frente especialmente, ahí suelo usar el sérum que esté usando (si estoy usando alguno) o la crema de mañana. 

Otros aspectos variados

- ¿Alcohol sí o no? Depende, el alcohol puede cumplir muchas funciones en un producto, desde disolvente para otros componentes, a vector para aumentar la penetración cutánea de algo, a conservante...no es lo mismo un producto con un 60% de alcohol que encima además es un tónico que no lleva nada especial que un protector solar que lleva alcohol para que la textura del mismo sea lo más ligera posible. Lo primero no lo usaría, lo segundo sí. No hay una respuesta genérica, pero en general sí uso productos con alcohol.

- ¿Extractos? Ya vimos que no suelen hacer nada y además pueden provocar alergias. Yo los evito, o más bien suelo ignorarlos cuando un producto los incluye. Lo que no hago es comprar productos que usa reclamos fundados en extractos a no ser que haya una buena justificación detrás (que no suele ser el caso), pero vamos si el producto es interesante no lo dejo de comprar porque lleve extractos. Hago lo mismo con los aceites naturales, especialmente con los aceites esenciales.

- ¿Siliconas, aceite mineral...? Si seguís el blog sabréis de sobra ya que no son ni comedogénicos, ni nada, como la vaselina son buenos oclusivos/emolientes. Al tener la piel acneica de hecho suelo preferir las siliconas y el aceite mineral antes que otros aceites vegetales que igual me dan acné.

- Mascarillas, "curas"...en general no uso nada de "extras". Las mascarillas hacen un efecto momentáneo y a muy corto plazo a no ser que por ejemplo lleven ácidos y para eso ya uso el ácido que esté usando de noche. Con la rutina básica cumplo todo lo que busco así que prefiero no gastar más para nada.

- Contorno de ojos...a veces he usado productos específicos pero la verdad es que uso la misma crema hidratante que use para toda la cara. No hace falta usar nada específico a no ser que busquéis un tipo de ingrediente (retinol, por ejemplo) que no queráis usar más que en la zona. En cuanto al protector solar, para la zona utilizo sticks específicos que al ser mucho más densos se mueven menos. Lo ideal es acompañarlo de unas buenas gafas. 

Ejemplo de rutina

A modo de colofón os pongo de ejemplo la rutina que estoy usando actualmente, y la que me voy a comprar en breve porque los productos que cito a continuación se me están acabando:

Mañana

- Limpiadora de Noviderm/Agua micelar Sensibio de Bioderma
- Protector solar Aqua Rich Watery Essence SPF 50 de Bioré
~ Mín. 10 minutos
- Cerave PM (crema hidratante)
- Maquillaje

Media tarde

- Voy al gimnasio cuatro veces a la semana. Vaya o no al gimnasio me desmaquillo con el Cleanse Off Oil de MAC al llegar a casa/al gimnasio. Si no voy maquillada no hago nada. Después del gimnasio me lavo la cara con la limpiadora de Noviderm.
- Sérum Matriciane/Cerave PM dependiendo del clima

Noche

- Si no he ido al gimnasio y estoy maquillada aún por la noche, me desmaquillo con el Cleanse Off Oil de MAC. Si no he ido al gimnasio y me noto la piel muy grasa, uso la limpiadora de Noviderm. Si no, por lo general uso el agua micelar porque ya me habré desmaquillado y lavado la piel hace pocas horas, y me limpia de sobra.
- Tónico Mild de Clinique
- Cicapeel Gel de SVR (gluconolactona, 3-4 veces a la semana)
~ 30 minutos
- Bioderma Matriciane Sérum
- Nuxe Rêve de Miel Ultra-reconfortante (Noche)

La próxima rutina que voy a usar es...

Mañana

Igual + Quizá pase el tónico de Clinique a la mañana (para evitar irritaciones)

Media tarde

Igual

Noche

- Limpieza: igual
- ¿Tónico de Clinique?
- Neostrata Skin Active Cellular Restoration/Cosmetic Skin Solutions Vitamin C 20% Advanced Formula
~ 30 minutos
- Opcional: Nuxe Rêve de Miel Ultra-reconfortante (Día)/Caudalie Crema Sorbete (no sé cuál comprar aún)

La intermitencia entre el producto de Neostrata y la vitamina C se debe a este estudio, usando 20% de L-Ascórbico puro la piel se satura al aplicarla seguido tres días y el efecto permanece unos cuatro días, con lo cual lo que haré será aplicar el sérum de vitamina C tres días y luego de eso el cuarto día consecutivo otra y otra vez tres días (incluyendo el hipotético 4º día) y así continuamente. Los tres días que no aplique el sérum de vitamina C, aplico el producto de Neostrata, incluso puede que día sí/día no. Sería algo como: de lunes a miércoles, vit. C; de jueves a sábado, ácidos. El domingo empezaría otros tres días de vitamina C...el producto de Neostrata es bastante graso (ya lo probado con anterioridad) y espero poder usarlo solo. Es un producto más completo de lo que yo necesito (aunque lo bueno es que suple la necesidad de sobra de antioxidante alguno) pero cuando lo probé me fui muy bien y me interesa por la textura y el tipo de ácidos que lleva. Voy a intercalar los productos porque ambos son fuertes y me parece excesivo usar a la vez los ácidos con la vitamina C en esa concentración. Mi idea es alargar la vida de la crema de Nuxe todo lo posible al no tener que usar crema los días que use el producto de Neostrata. Estoy valorando incluso si comprar crema alguna y seguir simplemente como estaba hasta ahora, cosa que probablemente haga, si en pleno calor veraniego la crema de noche de Nuxe se me hace muy pesada ya compraré la otra, antes probaré a usar la crema de día/aceite de coco a ver si me es suficiente. 

Como veis es una rutina simple y con pocos productos, pero efectiva y medianamente cara, los productos en sí no son lo más baratos, pero el coste a priori será el de dos productos solamente. Del resto tengo de sobra para varios meses más, así que los arrastro. En unos meses la inversión será algo mayor pero probablemente me quedará todavía crema de día, productos de limpieza (quizá me toque reponer agua micelar...tengo el bote de 500 ml) y por supuesto protector solar, pero el gasto en eso no es muy alto. Mi presupuesto anual se lo llevan sobre todo los productos de noche. Quizá en la praxis no me funcione y acabe teniendo que poner parches, cosa que me ha pasado frecuentemente con las hidratantes, pero a priori el gasto es mínimo y con ello cumplo todos los requisitos que le exijo a mi rutina.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por último quería aprovechar esta entrada, gracias a la cual me he adentrado durante un rato en el archivo del blog para dar las gracias a las personas que estáis ahí al otro lado y que le dais sentido a este proyecto. Cuando empecé el blog era consciente perfectamente de que iba a ser un blog muy raro, con entradas muy largas y contenidos quizá algo difíciles, según la entrada, en comparación con la gran cantidad de blogs que sigo. A día de hoy me sorprende haber llegado a tanta gente y que un blog como este tenga casi 800 seguidores por distintas vías; hay otros sitios con más seguidores pero considerando como dije el tipo de blog que es, un blog donde escribo como y lo que quiero sin restricciones y que por ello tiene sus -muy largas, y densas- consecuencias me parece un gran logro y algo que no me esperaba para nada. Soy una persona que no es del todo constante con el blog y que probablemente no es la mejor comunicadora, pero a pesar de ello me atrevo a daros las gracias por pasar, os quedéis o no, y también sobre todo por volver y estar ahí. El blog tiene ya más de un año que cumplió hace unos meses y a pesar de los cambios que ha ido sufriendo sigue siendo un blog donde como dije escribo lo que quiero como quiero sin restricciones y eso es gracias a vosotros que me aguantáis y léeis, aprecio mucho cada lectura, comentario e interacción y la libertad y soporte que suponéis para el blog y para esta escritora -ahora nos llaman "bloggers"- que un poco dando tumbos disfruta plasmando aquí dudas, conocimientos, errores y que aprende de todos vosotros: de cosmética, cordialidad, puntos de vista y tantas otras cosas.

¡Gracias!


Creo que no me dejo nada, pero ante cualquier duda ¡no dudéis en preguntar!...¿cuál es vuestra rutina facial, estáis satisfechas con ella?

miércoles, 30 de abril de 2014

NARS Light Reflecting Powder


¿De qué se trata?

Archifamosos a día de hoy, los Light Reflecting Powder de Nars prometen "mejorar la apariencia de la base y prolongar su duración sin una sola traza de color". La novedad es lo que llaman tecnología "Photochromic" que "dispersa la luz y se ajusta a nuevas fuentes de luz a lo largo del día. Las líneas finas, poros y arrugas se difuminan ópticamente a la vez que la piel se ve visiblemente más homogénea". Mencionan algo sobre su capacidad para mantener la hidratación en la piel gracias a la vitamina E lo cual es simplemente ridículo, lo mismo que ocurre con la supuesta capacidad sinérgica-reflectante del agua de mar -polinesia, eso sí- y el extracto de alga. No tienen perfume, parabenos y son no-comedogénicos. 

¿Photocromic? Ya hemos comentado otras veces que el ojo percibe las imperfecciones de nuestra piel gracias a las sombras que estas crean, por ello un método habitual en la cosmética para tratar por ejemplo arrugas es simplemente depositar en ellas partículas que hagan esa sombra menos visible y por ello en conjunto la arruga menos visible. Esto se consigue desde con purpurina a con sustancias reflectantes finas que penetran mejor en las arrugas, líneas, poros, etc. y que consiguen un mejor y más elegante efecto. No encuentro nada en el polvo de Nars más que este mismo efecto en un polvo muy fino. 

La polvera tiene esa textura guarra de la marca que se mancha con el polvillo blanco como si no hubiese mañana, el mismo tamaño que los polvos compactos clásicos, un espejo decente y viene todo ello envuelto en una especie de bolsito de tela cutre que incluye una esponja de textura asquerosa y funcionalidad nula. 

Ingredientes: Synthetic Fluorphlogopite, Silica, Cetearyl Ethylhexanoate, Glycerin, Squalane, Octyldodecyl Stearoyl Stearate, Polysorbate 80, Caprylyl Glycol, Ethylhexylglycerin, Carrageenan, Xanthan Gum, 1, 2-Hexanediol, Pentaerythrityl Tetra-Di-T-Butyl Hydroxyhydrocinnamate, Maris Aqua (Sea Water), Ascophyllum Nodosum (Ascophyllum Nodosum Extract), Magnesium Silicate, Tocopheryl Acetate, Phenoxyethanol, Potassium Sorbate, Tin Oxide, Mica, Titanium Dioxide, Iron Oxides.


Pigmentación&Textura

En teoría son unos polvos translúcidos, pero aunque en mi piel no me ha pasado creo que no son translúcidos del todo y que en pieles oscuras pueden llegar a blanquear un poco, quizá sea fácil de solucionar modulando la cantidad.  La textura es muy difícil de describir, al tocarlos parecen de "plástico" y no sé, tienen una textura muy particular y muy diferente a otros polvos. Son muy finos y dejan un acabado muy suave. 


Mi experiencia

Dudé muchísimo sobre si comprarme estos polvos: "¿"light-diffusing" qué? ¿eso sirve?" Me parecía el típico producto que aporta unos efectos tan nimios que no valdrían la pena, o que me decepcionaría, o qué sé yo. Los probé repetidas veces en Sephora y sí vea cierto efecto en la mano, pero claro, no era el mejor método de prueba, me parecieron unos polvos finos y similares en acabado por ejemplo a los Prep + Prime Transparent Finishing Powder sueltos de MAC (¡que me encantan!) pero nada particularmente diferente. No sé muy bien qué me llevó a comprarlos, la verdad, pero menos mal que los compré.

La pregunta fundamental supongo que es: ¿se notan? Para mí es evidente que se notan, sí. Siempre y cuando tengamos en mente que es un efecto que se ve específicamente a dos centímetros de un espejo y que de lejos simplemente ayuda a perfeccionar la base un poquito más. Pero el efecto sobre mis poros de la nariz y alrededores es bastante impresionante, la verdad. No es que los elimina, pero sí los "hace invisibles ópticamente" considerablemente más respecto de los acabados que me suelen dejar mis varias y variadas entre sí bases. Simplemente las mejora. A modo de anécdota puedo decir que un día estaba maquillando a una amiga que tiene una piel bastante fina y sin imperfecciones prácticamente y al ponerle estos polvos le expliqué muy sucintamente lo que hacían. Se acercó al espejo y me dijo sorprendida que se notaba, sí, que le dejaban la piel mucho más bonita. Yo creo que si sus ojos, bastante inexpertos, lo vieron es que el efecto es visible. Otra cosa es que no sea un efecto muy "radical". 

Mejoran la base, específicamente mejoran las zonas donde hay poros e "irregularidades". Pero tampoco están tan lejos de los polvos de MAC que mencioné arriba, los cuales llevo usando alrededor de una década. La sensación y textura es diferente, pero lo que quiero decir es que hay polvos y los ha habido ya antes que aparte de "matizar" y matificar aportaban un efecto "embellecedor" en la piel justamente al disminuir la visibilidad de poros, más que nada. Tienen una textura diferente en la piel y la mejora óptica es superior. Pero el efecto está "ahí-ahí". 

La mejor aplicación para mí es con una brocha más o menos densa y en círculos, noto que trabajando el polvo sobre la piel el efecto es superior, en concreto lo que suelo usar es la Expert Brush de Real Techniques pero también he usado la de colorete y la Setting Brush de la misma marca con resultados aceptables también. No son muy matificantes (en comparación con otros polvos, desde los HD de MUFE a los Prep+Prime de Catrice o los mismos que he mencionado de MAC, etc.) pero con las horas en ciertas zonas (las aletas de la nariz, por ejemplo) me empieza a picar la piel de resequedad, depende un poco del clima/de lo seca que tenga la piel, pero en general teniendo la piel seca me resecan de más, ahora que hace más calor no me pasa por ejemplo. Para mí durante los meses de invierno y hasta hace poco me valían perfectamente para matificar la base en la frente; ahora mismo se me quedan un poco cortos solo en esa zona, pero sigo notando el efecto ligeramente matificante. Respecto de otros polvos que he usado marca menos las pielecillas de deshidratación pero las marca, depende un poco también de la aplicación. Aunque tienen purpurina en la piel es simplemente invisible, dejan la piel aterciopelada y yo diría que más que un efecto luminoso, lo que pueden hacer es dejar la cara algo "matificada" si aplicamos en cantidad, puestos en cantidad razonable reducen un poco el posible efecto satinado de la base si lo tiene pero no dejan la piel plana; per se quizá aportan cierta luminosidad, yo lo que más noto es el efecto sobre los poros más que nada. Creo que en general los prensados van a cundir poco, no he abierto "hueco" en el polvo ni nada todavía pero frente a la conveniencia del envase está la poca cantidad que traen y en general que me parece que se gastan rápido. Yo opté por los prensados porque tras buscar mucho leí que dejaban un acabado más luminoso, pero la diferencia en precio/gramo entre los compactos y los sueltos la verdad es que es bastante brutal: 7 g de producto nos cuestan 36€, los mismos 36€ que nos cuentan 10 g de producto en la versión suelta. 

Finalmente me gustaría comentar que me parece totalmente exagerado hablar de "problemas de aplicación" con la versión prensada. Es cierto que tienen una textura muy rara, pero incluso con brochas baratas, pequeñas, de pelo sintético, etc. he podido coger polvo y al aplicarlo en la piel se notan perfectamente aunque no se vean específicamente en las cerdas (cosa que no pasa siempre, depende de cuánto cojamos). Quizá son algo más duros o más...no sé, es difícil de describir, pero de ahí creo que tampoco hay pie para considerar que los prensados son descartables por problemas de aplicación. Si por algo son descartables, en mi opinión, es por la cantidad y no sé si por un efecto diferente, no he probado los sueltos. Pero se pueden usar sin problemas, mis brochas son de Real Techniques vaya, nada estrafalario...

En resumen, ¿me gustan? Sí. ¿Los recomiendo en general? No. Creo que os gustarán si como yo estáis probando constantemente bases, buscando formas de aplicación, etc. para conseguir tener una piel súper pulida; es decir, si os gusta específicamente trabajar la piel y valoráis incluso una mejora visible pero no "brutal" de la apariencia general de la piel. En ese caso apreciaréis estos polvos, especialmente si vuestro problema son poros abiertos. Pero si no os gusta el "tema piel" hasta ese punto y en general no os gusta invertir en bases/polvos, etc. quizá notaréis el efecto, pero no os parezca gran cosa. Si buscáis unos polvos matificantes, o simplemente unos polvos de acabado sin muchas historias creo que este no es vuestro producto, hay otros menos caros que cumplirán perfectamente. A mí me gustan bastante y probablemente repetiré, depende de qué me parezcan los de Hourglass que les hacen competencia, ya os contaré ;)

Precio y dónde comprar: la verdad es que ya ni me acuerdo de dónde los compré, creo que en HQHair, pero ya no envían a España, en cualquier caso su precio oficial es de 36€, podéis consultar los puntos de venta aquí. 

¿Caísteis con la fiebre de estos polvos cuando salieron? ¿Os gusta trabajar mucho la piel u os enfocáis más en otras partes del maquillaje?

¡Buen puente! :)

jueves, 24 de abril de 2014

SVR Lysalpha Cicapeel Gel


¿De qué se trata?

Este producto pertenece al laboratorio SVR y en concreto a la línea Lysalpha, específica para pieles acneicas y mixtas/grasas. Lo interesante es que esta línea está basada en una combinación de Zinc (que tiene cierto efecto seborreguladorII) y gluconolactona (que en este producto en concreto va a una concentración del 14%), uno de los "nuevos ácidos" herederos del glicólico al que introdujimos aquí. Los efectos de la gluconolactona son muy similares al del ácido lactobiónico, con el aditivo por ejemplo de que es un buen quelante, algo que puede explicar que no sea fotosensibilizante. Finalmente incluye extracto de Tephrosia purpurea, que supuestamente reduce la sobre-producción de sebo relacionada con el estrés. Yo no he encontrado referencia alguna y personalmente es un reclamo del cual pasaría sin mucha dilación, aunque puede que simplemente yo no haya encontrado nada y de hecho exista.

Los reclamos publicitarios del producto son: (1) reduce y previene la aparición de marcas de espinillas (2) realiza un peeling suave (3) tiene una doble acción antiinflamatoria (4) tiene una acción queratolítica para luchar contra el acné (5) reduce las manchas y ayuda a prevenir su aparición. 

Tiene 30 ml que vienen contenidos en un bote con dosificador bastante compacto. Tiene un olor ligeramente "salino" y "agrio" pero es muy sutil la verdad, permanece un poco en la piel. Su caducidad es de doce meses.


Textura

Tiene una textura en gel similar por ejemplo a la del sérum Sébium, solo que bastante más ligera y menos pegajosa. Este tipo de texturas suele resecar bastante y, aunque se nota que es un producto para pieles mixtas/grasas, creo que no reseca demasiado (yo uso sérum + crema bastante densa después, ojo). A mí esta clase de texturas me parecen todas en general bastante asquerosas, pero bueno, para ser de este tipo la verdad es que es bastante cómoda. Se absorbe con facilidad, pero la pegajosidad sí que perdura un rato (se me ha pegado la almohada más de una vez...).



Mi experiencia

En cuanto a los reclamos...

(1) Efectivamente, como el resto de ácidos.
(2) Ídem.
(3) Propiedad de la gluconolactona.
(4) Es lo mismo que el punto (2).
(5) Como cualquier exfoliación; en cuanto a evitar su aparición, no sé en qué se basan, quizá simplemente se refieran a su capacidad antioxidante/relación con la relación UV. 

En resumen grosso modo todos son más o menos esperables del uso de ácidos, solo que en este caso concreto nuestro ácido es la gluconolactona, lo que supuestamente nos proporciona ciertos beneficios respecto de otros ácidos. 

La verdad es que el producto no me ha gustado mucho. Básicamente porque aunque sí que noto los efectos esperados (sobre todo esa textura "más fina" que le da a la piel), al igual que me pasó con el sérum de la línea Biónica han sido todos como "de baja potencia". Me ha regulado el acné, sí, pero no del todo. Unifica textura y tono, sí, pero no tanto como cuando usaba glicólico (10-15%). No he notado o al menos no especialmente la alta capacidad humectante que tiene. En general no me ha picado, menos algún día suelto y bueno, lo típico de cuando hay alguna herida o zona algo sensibilizada, pero para mí ha sido el único beneficio importante frente al glicólico (además de lo que mencionamos de que la gluconolactona no es fotosensibilizante). 

En este caso la concentración es bastante alta, así que no sé, de momento mi paseo por los ácidos nuevos no me ha entusiasmado demasiado (aunque me queda una última carta ;D) y sigo prefiriendo el ácido glicólico, o, al menos, los productos que he probado con esta clase de ácidos más nuevos no me han gustado; tampoco hay una gran oferta comercial para seguir probando, igual son los productos y no el ingrediente, probablemente sea así. Creo sin embargo que es un buen producto: como producto es novedoso y la concentración tiene al menos respaldo en un estudio (algo que con Biónica, al menos hasta donde yo sé, no ocurre; cosa que me hizo más difícil evaluar el producto). La textura es aceptable y en general el producto cumple, pero en mi caso la verdad es que he probado otros productos que me van bastante mejor. Me ha gustado bastante más que el sérum Biónica. En resumen es un producto que me ha dejado algo indiferente, me parece que en general cumple en muchos aspectos (textura, ingredientes, precio, quizá no tanto en accesibilidad) pero en mí no ha tenido mucha gloria, pero creo que en otras personas puede ser una buena opción y creo que, si os irrita demasiado el glicólico o queréis probar la gluconolactona, vale la pena plantearse probarlo. Yo me decidí por el gel, pero la crema activa tiene una concentración del 8% de gluconolactona, quizá os resulte más interesante si buscáis algo más suave. 

En resumen: por su precio e ingredientes, bastante interesante; por sus efectos en mí, mejorable. No repito, pero creo que es un producto recomendable.

Precio y dónde comprar: yo lo compré en la farmacia online easypharmacie, me compensaba al hacer un pedido grande; podéis conseguirlo por alrededor de 15-16€ en varias farmacias online. En este hilo de ForoVogue podéis consultar todas las dudas y experiencias que queráis, está dedicado en concreto a la farmacia y en general a las farmacias francesas. Yo pedí con el envío exprés y en dos días lo tenía en mi casa bien embalado. Os aconsejo que cojáis el seguro que cuesta ~1€ si queréis que las cosas vengan más protegidas.

Con el sol apretando quizá la gluconolactona sea una buena idea; ¿cambiáis de productos en verano? ¿Tenéis ya planes veraniegos a la vista? ;)

martes, 8 de abril de 2014

NUXE Rêve de Miel Ultra-reconfortante (Noche)



¿De qué se trata?

Se trata de una crema hidratante para pieles secas y sensibles de la marca Nuxe, que dice de ella que "este cuidado "envolvente" relipida (Derivado de Aceite de Girasol, Ceramidas (sic) de Cártamo y Aceites Vegetales Preciosos), calma (Cebada, Aceite de Argán y Manteca de Karité), repara (Miel) y regenera, reforzando la barrera cutánea (Proteínas de Altramuz)."

Los ingredientes en general son todos bastante básicos. Me llamó la atención la mención a las cerámidas pero francamente no sé si al no ser sintéticas son aprovechables por la piel, me inclino a pensar que no, pero vaya no lo sé. Existe una versión de día y de noche, ambas con ingredientes similares, supongo que la de día será más ligera simplemente; el frasco como veis es de tarro y de plástico lacado. Tiene 50 ml y una caducidad de 6 meses.



Textura

Lo primero que hay que tener en cuenta es que es una crema muy densa. Puedes tener el bote ladeado durante una hora y prácticamente no se mueve. Es una especie de bálsamo bastante aireado y cremoso, pero crema-bálsamo a fin de cuentas. Lo que tiene de especial es que a pesar de ser muy densa es muy "extensible", elástica: con una cantidad muy pequeña se puede acabar casi todo el pómulo y parte de la nariz. Esto lo que provoca es que aunque sea pesada podamos dejar una capa muy fina sobre la piel, que, aunque no se acaba de absorber, se siente muy cómoda y "húmeda" pero en un buen sentido, manteniendo la hidratación. No molesta para nada, por contra, me resulta muy agradable.



Mi experiencia

Nuxe es una marca que nunca me ha llamado la atención, igual que Caudalie me parece que juegan a llevar estándares de la cosmética de perfumería a la farmacia metiendo en medio una publicidad "pseudo natural" que suele trasladarse como mucho perfume...todo eso hace un cóctel que me causa cierto rechazo. Además de lo que considero el sobreprecio general que tienen. Pero justamente por eso decidí comprar una crema de esta marca: ¿qué trabajan mucho esta clase de marcas? Las texturas, la parte sensorial del producto. Y eso es justamente lo que se busca cuando uno lo que quiere una crema hidratante muy densa y básica, que simplemente hidrate. Porque eso es justamente lo que es este producto, una hidratante básica para pieles secas. 

La marca describe esta crema como "envolvente" y sinceramente creo que es una buena definición: es una crema súper reconfortante, como indica su nombre. Si no tenéis la piel seca quizá sentir una capa de crema sobre la piel no os llame mucho la atención, pero con la piel tirando a seca como la mía ponerse una buena crema untuosa es muy placentero. Lo que me gusta de esta crema es que perdura de manera evidente en la piel durante bastante tiempo, a veces con algunas cremas la piel "se las come" y a las horas la piel se acaba secando, con esta la capa se mantiene y eso ayuda a mantener la hidratación eficientemente (aunque creo que en pieles muy secas se puede quedar corta), yo la uso después de un sérum (Matriciane de Bioderma). Ya que hay que usar poca cantidad cunde bastante. Personalmente por todo esto no la usaría por la mañana, la capa que deja no se acaba de absorber del todo, para debajo del maquillaje especialmente no va muy bien. Quizá en una piel muy seca sirva, pero creo que hay cremas que sirven como hidratantes de mañana que funcionan mejor sobre todo para maquillar después.

Al llevar tantos aceites y especialmente de coco temía que me diese acné, pero la verdad es que no ha sido el caso. 

Lo que no soporto sin embargo es el olor, no sé si el resto de la línea huele así pero tiene un olor muy intenso como a flores, me recuerda un poco a la línea de Moringa de The Body Shop; además perdura muchísimo sobre la piel y la verdad es que me llega a agobiar un poco. Desde hace unas semanas que ha hecho más calor se me ha hecho muy pesada para la frente (que es mi zona grasa, o tirando a grasa) pero en el resto de la cara sigue siendo un placer ponérmela. La llevo usando desde diciembre y creo que durante los momentos más fríos del invierno se pudo haber quedado un poco corta, pero en esos momentos tiraba de vaselina para las zonas más secas y la verdad es que he pasado un invierno mejor que otros, con la piel menos irritada y con menos descamaciones (aunque las he tenido). En lo que apriete un poco más el calor tengo pensada aparcarla hasta septiembre/octubre (me queda más o menos la mitad) y comprarme la versión de día para usarla en verano, que espero que no decepcione :) La verdad es que no esperaba que me gustase tanto, quizá si el olor fuese menos intenso mejoraría, pero es justo lo que quería: mucha oclusividad sin tener que lidiar con cemento. Si la usase por sí sola quizá no me hidrataría bien, pero a pesar de eso de las cremas que he probado es de las que mejor me ha hidratado. 

En resumen: crema bastante básica y muy densa pero que, para ser tipo bálsamo, es cremosa y muy fácil de extender; proporciona una sensación de confort muy rápida a la piel, es muy agradable de usar. Para mí hidrata bastante bien, sobre todo en clima madrileño de finales de febrero/marzo, en los meses de más frío quizá se queda un poco corta. Abstenerse si no tenéis la piel seca.

Precio y dónde comprar: Nuxe en España es una crema medianamente cara, yo esta crema la compré a la farmacia francesa Easypharmacie (en España suele costar unos 25-26€...en farmacias online, claro...), donde las marcas galas salen bastante más baratas que en tierras hispanas. Si el pedido no es muy grande no compensa el envío, pero si pedís varias cosas incluso con el envío el ahorro puede ser bastante sustancial. En este hilo de ForoVogue podéis consultar todas las dudas y experiencias que queráis, está dedicado en concreto a la farmacia y en general a las farmacias francesas. Yo pedí con el envío exprés y en dos días lo tenía en mi casa bien embalado. Os aconsejo que cojáis el seguro que cuesta ~1€ si queréis que las cosas vengan más protegidas. 

¿Cambiáis de crema según la estación del año? :)

viernes, 4 de abril de 2014

Etude House Sun Prise Water Essence Gel SPF30 PA++



El producto que os presento hoy es sin duda alguna uno de mis o directamente mi producto favorito del año 2014 y eso que no llevamos ni la mitad, pero estoy segura de que difícilmente habrá un producto que logre superarlo. 

¿De qué se trata?

Básicamente es un protector solar de la marca coreana Etude House, en este caso tiene un SPF 30 y una protección contra la radiación UVA Pa++. Lamentablemente en la caja no se incluyen los ingredientes y no he conseguido una lista o foto de los mismos en ninguna parte, pero bueno con toda seguridad estará basado principalmente en filtros químicos. Es bastante compacto y eso esconde que contiene nada menos que 80 ml que vienen en un bote simple y cómodo al incorporar una pequeña boquilla. Tiene un olor entre a flores y a protector solar clásico. Su caducidad es de doce meses.



Pigmentación&Textura

Ambos son el motivo por el cual me gusta tanto. La pigmentación es nula, sin más. No imagino piel o circunstancia alguna en la que pueda dejar rastro blanquecino o de ningún tipo ya que es un gel totalmente transparente (aunque en la foto se vea blanquecino, es porque no está extendido, extendido simplemente no se ve nada).



La textura es incomparable del todo con cualquier otro protector solar que haya probado antes. Estoy segura de que si no tuviese ese olor tan manifiesto a protector solar, poquísima gente sabría que efectivamente es uno si solo pudiesen probar la textura, pensarían que es un sérum muy ligero y que se absorbe rápido. No se me ocurre otra manera de describir la textura que contándoos lo siguiente: probé este producto porque me mandaron un par de muestras, y la verdad es que me gustó muchísimo y lo pedí. Yo esperaba un producto con textura híper-acuosa, ya, ya sé que se llama gel, pero lo que yo recordaba era una textura súper líquida. Os podéis imaginar la cara que se me quedó cuando vi que lo que me había llegado era un gel, "¿me habré equivocado al pedirlo?". Después de revisar que efectivamente era el producto pasé a probarlo, claro, y entonces me libré del malentendido: lo que yo recordaba no era errado no, lo que yo recordaba sin embargo es la textura que adquiere el producto cuando lo extiendes por la piel. Es un gel muy ligero y acuoso que al extenderlo por la piel se siente prácticamente como si fuese agua, por ejemplo es bastante más ligero que la loción de hialurónico de Hada Labo, por recurrir a un producto conocido. Es muy ligero y fresco, si te lo pones en la mano es tan líquido que se empieza a deslizar muy rápidamente.



Mi experiencia

Al momento de ponerlo sí que deja la piel algo brillante y una ligera sensación de resistencia pero estamos hablando de un segundo, pasado este pequeño momento la piel queda prácticamente tal y como estaba antes de poner el producto, si acaso, más suave. La textura y acabado se mantiene aunque usemos la cantidad correcta, es ridículo lo que tardo en ponerme el protector y la sensación y facilidad con que lo hago respecto de cualquier otro producto. Para mí antes ponerme el protector era algo engorroso y que me tomaba mi tiempo, ahora simplemente masajeo bien un minuto intentando repartir el producto lo más uniformemente que puedo y ya está, el producto desaparece en la piel. El brillo que queda en la piel es similar al que proporciona una prebase iluminadora y con dejarle asentarse unos minutos se reduce considerablemente. No se nota nada en la piel, pero nada, no siento como me suele pasar al protector moviéndose debajo de la base cuando la aplico, etc. 

Por lo demás no he notado que incremente ni que haga decrecer mis brillos, que con el calor que está haciendo ya en Madrid empiezan a asomar. No me ha dado acné; tampoco hidrata pero no reseca, cosa que con otros productos matificantes sí me ha pasado. Se lleva bien con todas las bases que he probado (desde con una base densa como la Silk Crème Foundation de Laura Mercier a una ligera como la F&B de MAC, o una más emoliente como la Forever Youth Liberator de YSL, etc.) y alguna vez si he frotado mucho con una brocha ha habido un pequeño amago de virutillas pero nunca llega a nada, por la textura que tiene creo que será realmente difícil que salgan de manera significativa o simplemente que salgan. 

Yo sé que parece un poco locura que pueda haber un protector solar tan ligero, porque sí, sigue siendo un protector solar y no es agua, ni tampoco un producto que al aplicarlo no deje cierta sensación típica o que no deje brillos, pero sin lugar a dudas es el producto solar más ligero que he probado y estoy segura de que difícilmente en occidente y dentro de nuestras marcas habituales se llegue a vender un producto así. Cuando lo probé me quedé realmente impresionada de que un protector solar pudiese ser tan ligero, he probado otros asiáticos y este sigue siendo más ligero. Es infinitamente más ligero que productos como el XF Gel SPF50 de Heliocare, que se considera uno de los más cómodos de llevar. Frente a todos esos es que no hay medida: no hay nada remotamente similar, o al menos, no he probado nada así. He pedido, ya que se me está acabando, un protector japonés muy famoso también por su textura ultra-ligera. No sé si será mejor, pero en cualquier caso me cuesta imaginar cómo puede mejorarlo (!) y de hacerlo, el producto de Etude House me seguirá pareciendo muy bueno igualmente. 

Finalmente cabe decir que a una textura genial se une un precio irrisorio. Cuesta unos 10-13€ pero como mencioné al principio incluye 80 ml, cifra bastante superior que la media, que suele ser de 50 ml. La relación calidad/precio es, sencillamente, brutal. ¿Inconvenientes? Sinceramente solo puedo pensar en que la adquisición es obligada por internet, y que es un producto algo difícil de conseguir, es decir, que no es de los más famosos. Por otro lado Etude House es una casa que renueva a menudo sus líneas y no sé cuánto tiempo de vida le quedará a la línea Sun Prise, de la cual por lo demás he probado otros productos y o no me han gustado o me han parecido mediocres. ¡Fue una suerte que me llegasen muestras de este, de lo contrario, no lo habría probado nunca!

En resumen: me parece tan bueno que no solo es el mejor protector que he probado nunca y probablemente será mi producto estrella del año, sino que también creo que no puede haber un protector solar mucho mejor que este (al menos con los estándares que tenemos ahora/considerando lo que he probado, que han sido varios...). Y eso es decir mucho. 

Precio y dónde comprar: hay una pequeña parte buena, y es que podéis comprar un pequeño lote de muestras a un módico precio, por ejemplo, aquí o aquí. Yo se lo compré a este vendedor y me costó unos 11€ con el envío incluido; llegó, como es habitual, en unas dos semanas. Hay varias tiendas coreanas donde podéis adquirirlo, dentro y fuera de Ebay. 

¿Ha llegado la primavera con todo su esplendor a vuestra ciudad también? ¿Habéis elegido ya producto solar para este año?